Noticias

Control de la temperatura durante el enfriamiento del clínker

Noticias

Enfriamiento del clínker

Uno de los procesos necesarios y muy importantes en durante la producción del cemento es el enfriamiento del clínker, ya que en buena medida la calidad y características al cemento dependen de esta fase.

El clinker caliente producido por el horno rotatorio se transfiere a un enfriador de parrilla, donde es enfriado por sopladores de aire antes de ser llevado por cinta transportadora al molino de cemento.

En el enfriador de clínker se procede al rápido enfriamiento del clínker caliente mediante aire a fin de obtener un alto grado de eficiencia. Los modernos enfriadores de clínker disponen de un flujo de aire perpendicular al flujo de clínker que absorbe la energía térmica. Este aire caliente se aprovecha casi en su totalidad como aire secundario para la combustión en el horno rotatorio, o como aire terciario al conducto de aire terciario.

Control de temperatura del clínker

Es fundamental controlar la temperatura del clinker en busca de puntos calientes en el material con una temperatura por encima de un umbral establecido antes de que llegue a la cinta transportadora y cause daños.

La inclusión de material demasiado caliente con el clínker enfriado podría provocar un incendio en la cinta transportadora, dañar el equipo y detener el proceso de fabricación del cemento. Para evitar este problema es necesario un sistema de monitorización de la temperatura de alta resolución y con una rápida respuesta capaz de detectar puntos calientes aunque estos sean muy pequeños.

Muñecos de nievel en el enfriador de clínker

Los muñecos de nieve son formaciones de grandes acumulaciones en la primera rejilla (estática) del enfriador o en la pared de descarga del horno donde el clinker cae del horno. Ocurren en depósitos formados por pequeños nódulos y partículas de polvo de clinker con una composición química y mineralógica idéntica a la del clinker, pero en algunos casos con un enriquecimiento de hasta 3,5% de K2O y 3% de SO3 ha sido notado. Los muñecos de nieve causan una mala distribución del clínker, lo que lleva a un intercambio de calor ineficaz entre él y el aire secundario.

Algunas plantas de cemento incorporan en el enfriador una cámara de inspección boroscópica en el espectro visible para inspeccionar el interior del enfriador e identificar los llamados “muñecos de nieve”. Sin embargo, debido a la cantidad de humo y gases dentro del enfriador, los boroscopios a menudo no son capaces de detectar de manera fiable la formación del muñeco de nieve.

 

Sistema de visión termográfico ProTIR

El sistema de visión termográfico ProTIR permite detectar rápidamente cualquier partícula de clínker que no se haya enfriado lo suficiente, evitando posibles incendios o daños en la cinta transportadora. Además, mediante la monitorización de la temperatura, ProTIR permite asegurar que el proceso de enfriamiento es correcto.

El sistema ProTIR basado en cámaras termográficas es capaz de soportar las altas temperaturas (200-1000°C) generadas dentro del enfriador, proporcionando imágenes termográficas en tiempo real.

Las imágenes térmicas y mediciones de temperatura proporcionadas por el sistema ProTIR reproducen fielmente lo que está sucediendo dentro del enfriador y ayuda al operador a detectar la formación del muñeco de nieve. Debido a la resistencia al calor del equipo de hasta 2200°C, es posible la instalación dentro del enfriador.

Share it: